Franz Kafka: 100 años del fallecimiento del escritor praguense más famoso
Sus libros se han traducido a cientos de idiomas de todo el mundo. Él mismo es uno de los escritores más famosos de Chequia y su nombre está inseparablemente ligado a Praga. Franz Kafka escribió libros como El castillo, El proceso y su famoso relato La metamorfosis. Hoy, 3 de junio, se cumple el centenario de su fallecimiento.

El Franz Kafka conocido y desconocido



Los libros de Franz Kafka se leen desde Nueva York hasta Tokio. El retrato de Kafka fue realizado por el famoso artista pop Andy Warhol y las ideas de Kafka han inspirado a otros gigantes de la literatura como Albert Camus, Jean-Paul Sartre y J. D. Salinger. El popular escritor japonés Haruki Murakami rindió homenaje a este excepcional autor checo en su libro "Kafka en la costa", y el padre de la película Alien - el octavo pasajero, el artista de fama mundial H. R. Giger, también rindió tributo a Kafka en su obra no convencional.

Una interesante oportunidad para conocer el legado de Kafka es la exposición del Centro de Arte Contemporáneo DOXde Praga. Antes llevaba el nombre  KAFKAesque (hasta el 22 de septiembre de 2024).

Franz Kafka nació en el seno de la comunidad judía alemana 3 de julio de 1883 en Praga, ciudad que amaba, y en donde pasó toda su vida. El lugar y su atmósfera le inspiraron y, hasta hoy, puedes encontrar las huellas de Franz Kafka en muchos sitios. Durante toda su vida no contó con el favor del mundo del arte y no se ganaba la vida como escritor. Incluso le pidió a uno de sus amigos que quemara todos sus manuscritos. Por suerte no le hizo caso y, gracias a ello, podemos seguir disfrutando hoy en día de su mundo fantástico y su humor tenebroso. Su herencia literaria le sobrevivió y, tras su muerte, se hizo mucho más famoso de lo que lo era en vida.

Los lugares en los que se respira el alma de Franz Kafka

Un paseo por los lugares por los que paseaba Franz Kafka, es una experiencia inolvidable, no solo para aquellos que admiran su obra. Kafka, que practicaba la religión judía, solía frecuentar la Sinagoga Vieja-Nueva, también le gustaba pasear por el Puente de Carlos y su persona está indisolublemente ligada al Clementinum, donde durante sus estudios solía ir a clases y a la biblioteca. Con sus padres vivía justo al lado del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, desde allí estaba a un paso de su instituto, que estaba en el actual Palacio Kinsky, donde en la actualidad se encuentra la Galería Nacional.

De vez en cuando, Kafka también iba a tomar un café con sus amigos al Café Savoy en Petřín o al Café Louvre al lado del Teatro Nacional. Estos dos cafés históricos han conservado la misma atmósfera, y su ambiente consigue transportarte cien años atrás.

Monumento a Franz Kafka del escultor Jaroslav Róna, calle Dušní en el Barrio Judío

Y, ¿dónde ver a Kafka hoy en día?

Visita, por ejemplo, el Museo de Franz Kafka en Praga, donde podrás ver algunos objetos personales del genio literario. Se encuentra en el edificio Hergetova cihelna en Malá Strana, a tan solo unos pasos del Puente de Carlos. Una parte del museo es la tienda con una selección completa de la obra y los libros biográficos de Kafka. Y no te olvides tampoco de ir a Quadrio, junto al Teatro Nacional, donde encontrarás una impresionante estatua de Franz Kafka de David Černý

El castillo de Kafka existe

Kafka comenzó a escribir su última novela, El castillo, en la estación de montaña de Špindlerův Mlýn, en el hotel Koruna. Allí confundieron el nombre de Kafka. En el cartel del vestíbulo ponía Josef K., el nombre que Kafka utiliza en la novela. Se dice también que el precursor del castillo misterioso puede haber sido el castillo y palacio de Frýdlant o aquél en el pueblo de Siřem, donde Franz Kafka llegó en septiembre de 1917 poco después de que los médicos confirmaran su diagnóstico de tuberculosis laríngea.
 
Franz Kafka falleció el 3 de junio de 1924 en un sanatorio de Kierling, cerca de Klosterneuburg, en la Baja Austria. Vivió sólo 40 años.